Sign In

Los efectos del programa Ruta del Saber son comprobados en Pernambuco

Los efectos del programa Ruta del Saber son comprobados en Pernambuco


El índice de desarrollo de la educación básica, el Ideb, atestigua los resultados del programa de Jeep, que se centra en la mejora de la calidad de la enseñanza pública

22 de enero de 2019 - "¡Yo nunca salí de Pernambuco!", se sorprende Artur Elias Dantas Melo. "¡Y ahora voy a viajar en avión!" Y no es un viaje cualquiera. El adolescente de 16 años, alumno de una escuela pública de Igarassu, interior del estado, fue seleccionado para hacer un intercambio estudiantil en Canadá. Él está en el segundo año de Bachillerato, y es el primero en reconocer que ese sueño que está a punto de realizarse se debe en gran parte a la educación básica que tuvo en una escuela municipal en una ciudad a 27 minutos de la capital del estado, Recife. Y, si la historia de Artur tiene todo que ver con la calidad de la enseñanza pública en Igarassu, también se debe al programa Ruta del Saber (Rota do Saber) de Jeep. Es lo que comprueba el Índice de Desarrollo de la Educación Básica (Ideb) de Igarassu y de los otros municipios atendidos por las iniciativas de este año. Ideb es el principal indicador de calidad de la enseñanza en Brasil, expresando en valores los resultados de aprendizaje y la tasa de aprobación de los alumnos de las escuelas públicas, en una escala que va de cero a 10. La meta es que Brasil alcance el promedio 6 en el Ideb hasta 2021.

Igarassu fue el primer municipio de Pernambuco beneficiado por la Ruta del Saber, programa que se centra en mejorar la calidad de la enseñanza pública. En el Ideb de este año, quedó entre los ocho de los 15 municipios de la Región Metropolitana de Recife que cumplieron la meta y crecieron en el índice al inicio de la primaria y entre los tres únicos que lograron los mismos resultados en los años finales de la enseñanza fundamental. "En 2014, cuando empezamos en las escuelas de la red municipal de Igarassu, la primaria o la enseñanza fundamental tenía una nota de 3.9 en el Ideb y en los últimos años de la primaria, 2.8. Este año, las notas subieron para 4.6 y 4.1 respectivamente", detalla Luciana Costa, coordinadora del área de Sustentabilidad de Jeep.

La escuela Cecilia Maria Vaz, donde Artur cursó la primaria, el índice subió de 1,9 a 4,6 en el Ideb. "La Ruta del Saber fue el gran propulsor de ese resultado, no sólo en nuestra unidad, sino en todas las escuelas municipales de Igarassu. Aprendemos a hacer una educación de forma más organizada y enfocada, incluyendo a la familia del estudiante en el papel de los coeducadores. "Realmente, la ruptura de paradigmas durante el proyecto continúa reverberando hasta hoy en la escuela", comenta João Lucas Pinheiro, coordinador de la escuela que atiende a 430 alumnos y tiene 18 profesores.


La evolución de la red de enseñanza en un corto período de tiempo tiene explicación en la metodología de la Ruta del Saber, que actúa con foco en las deficiencias de la red de enseñanza municipal. Primero se traza un amplio diagnóstico para identificar las prioridades en todas las escuelas. A continuación, a cada seis meses los estudiantes se someten a una evaluación en portugués y matemáticas, como una simulación de la prueba del Ideb. Los resultados orientan a los educadores y los gestores a lo largo de tres años, que es el ciclo del programa en cada unidad de enseñanza.

Se califican a los profesores en las asignaturas de portugués, Matemáticas y métodos de enseñanza. Los directores reciben asesoría de gestión escolar y se apoyan en la implantación de un sistema de aprendizaje de los alumnos, de programas de refuerzo y en la construcción de una gestión participativa. "El período de tres años es ideal para garantizar resultados efectivos sin causar dependencia. La idea es que las escuelas aprendan con la experiencia y continúen aplicando ese aprendizaje", explica Luciana.

El programa de Jeep tiene como socios a Magneti Marelli, el Banco Nacional de Desarrollo Económico (BNDES), el Instituto Calidad de la Enseñanza (IQE) y los ayuntamientos municipales. En total, 183 escuelas, 30 mil alumnos y 1100 educadores y gestores escolares ya han recibido la Ruta del Saber en Pernambuco (Igarassu, Itambé, Goiana, Paulista) y en Paraíba (Alhandra y Caaporã).


Los municipios atendidos se sitúan cerca de la región de Goiana, donde la fábrica de Jeep Pernambuco está instalada. Ellos también están presentes en el cuadro de personal del Polo Automotriz Jeep, resalta Luciana. "Están en el radio de influencia de la planta. Estamos muy comprometidos con el desarrollo de esta región y entendemos que la inversión en educación beneficia a las comunidades como un todo, desde la escuela, los profesionales de la enseñanza hasta los alumnos y familias de esos alumnos. Además, desde el punto de vista empresarial, contribuir para mejorar la enseñanza también es invertir para que tengamos una mano de obra cada vez más preparada en la región", reflexiona.

Luciana detalla que la llegada de la Ruta del Saber en cada uno de los municipios ocurrió en diferentes momentos. Por eso, en alguno de ellos las acciones aún están en proceso de maduración. Pero en muchas ciudades ya es posible comprobar la mejora de la calidad de la enseñanza por el Ideb. En el municipio de Paulista, por ejemplo, el índice subió de 4,1 a 4,7. Allí la Ruta del Saber llegó el año pasado. "Como estaban muy por debajo de la meta del Ideb en 2015, aún no se ha logrado alcanzar la meta de 5,0. Pero como estamos apenas en el primer año, la idea es que en 2019 lleguemos allí", refuerza. En Itambé, donde el programa tampoco tiene un año, las escuelas municipales han logrado alcanzar la meta del Ideb en los años iniciales de la Enseñanza Fundamental (4.3). En Paulista, la Ruta del Saber concluirá su ciclo en 2019. En los otros municipios, el ciclo se encierra en 2020. Por eso, los resultados deben ser medidos con mayor precisión en ediciones futuras de Ideb.

El cierre del proyecto, sin embargo, no significa que el cierre del aprendizaje. La idea es que la Ruta del Saber siga siendo trillada por los propios educadores, alumnos y familias. "Es importante que las actividades sean incorporadas por la red pública de enseñanza y mantenidas porque dan resultado", dice Luciana. "Este es un gran desafío y tenemos la conciencia de que todavía queda mucho por hacer.


Texto: Mariama Correia

Fotos: Divulgación

Infografía: Daniel Schneider (texto) e Marília Castelli (arte)

Historias Relacionadas

​Un Jeep (y una guerra mundial) como enlace entre padre e hijo

Read More

"Jeep desarrolla la región y a las personas que viven en ella"

Read More