Plantas de caña de azúcar

FCA defiende el uso del etanol para una movilidad con menos impacto sobre el medio ambiente


Director de Asuntos Regulatorios y Compliance de la FCA Latam defendió inversiones en la cadena de etanol en el Ethanol Summit 2019

24 de junio de 2019 - "El etanol y la flota flex son factores estratégicos para la FCA y Brasil", defendió João Irineu Medeiros, Director de Asuntos Regulatorios y Compliance de la FCA para América Latina, en el Ethanol Summit 2019, foro para discusión del biocombustible y otras energías renovables. Se trata de uno de los principales eventos sobre el tema en el mundo, lanzado en 2007 por la Unión de la Industria de Caña de Azúcar (UNICA) y que se celebra a cada dos años.

En el foro, autoridades gubernamentales, investigadores, inversores, proveedores y empresarios de Brasil y del mundo comparten informaciones e investigaciones sobre los temas y buscan las mejores soluciones para el futuro. Este año fueron 150 conferencistas y moderadores con 20 paneles temáticos y cuatro plenarias, para un total de 1.200 participantes que acompañaron en São Paulo los debates sobre biocombustibles, bioelectricidad, movilidad, políticas públicas, infraestructura, azúcar y comercio internacional.

Representante de la FCA en el evento, João Irineu mostró en su presentación por qué el etanol es decisivo para que Brasil logre no sólo encuadrarse en los rigurosos estándares internacionales de emisiones de CO2, sino también aprovechar la vocación del país y toda la inversión realizada en esta tecnología en los últimos 40 años. Para él, "el etanol es un combustible estratégico para la evolución tecnológica de una movilidad con menos impacto sobre el medio ambiente".

Se habla mucho en la electrificación como una solución al problema de las emisiones de los automóviles, pero es importante recordar que la electricidad también genera emisiones al ser producida. Los países con matrices energéticas limpias pueden realmente beneficiarse, pero otros no tanto. Al final, ¿de qué sirve transferir las emisiones de los vehículos a las plantas de carbón o aceite, por ejemplo?

Es en este punto que el etanol presenta su principal ventaja, según João Irineu. "Cuando se considera por el concepto well-to-wheel (en este caso, del campo a la rueda), el uso de etanol es altamente eficiente desde el punto de vista de las emisiones, porque la caña de azúcar en su ciclo de desarrollo vegetal absorbe del 70% al 80% del CO2 liberado en la quema del etanol combustible", explica.

Alexandre Manoel durante su discurso

Y ese porcentaje tiende a mejorar, pues ya están en desarrollo nuevas tecnologías para aumentar el valor energético del biocombustible y también la eficiencia de los motores, entre otras. "La cadena de agroenergía está enfocada en producir combustibles de manera más eficiente y con una oferta estable y previsible. El sector automotriz, y la FCA en particular, están empeñados en aumentar la eficiencia energética de la combustión del etanol", declaró. El gap energético entre etanol y gasolina actualmente es cerca del 30%. Es decir, la gasolina consigue ofrecer un 30% más de energía que el etanol combustible. "Estamos trabajando para reducir esa brecha, empleando nuevos conceptos y nuevas tecnologías, algunas con patente propia", dice João.

Entre las características que se están perfeccionando, están calibración, arranque en frío, razón aire-combustible, inyección directa, turboalimentación y mejora termodinámica. Con estos avances, el etanol va a ganar aún más relevancia de lo que ya tiene y convertirse en combustible estratégico para la evolución tecnológica de una movilidad con menos impacto sobre el medio ambiente.

Pero aún queda mucho trabajo por hacer en conjunto. La especificación del combustible necesita ser mejorada, con reducción del contenido de agua, por ejemplo. También está en desarrollo la segunda generación del etanol. Con el avance de trabajos como estos, la utilización del etanol en la matriz energética de la movilidad podrá ser ampliada, generando mejoras en la cadena del consumo de los vehículos y reduciendo, en consecuencia el nivel de emisiones de CO2.

En el evento, el secretario de Evaluación, Planificación, Energía y Lotería del Ministerio de Economía brasileño, Alexandre Manoel da Silva, declaró que el gobierno no va a interferir en el precio del etanol y que pretende retirar las restricciones regulatorias del sector. "La producción de bioenergía es un ejemplo de eficiencia, con pocas pérdidas", dijo. En 2020 debe entrar en vigor en el país el programa RenovaBio, que prevé R$ 13 mil millones en inversiones anuales en el sector. Otro programa, el Ruta 2030, definió las reglas para la fabricación de los automóviles producidos o comercializados en el mercado brasileño para incentivar la mejora de la eficiencia energética y reducción de los contaminantes. Los fabricantes que incrementen la eficiencia de los autos impulsados ​​por etanol tendrán ventajas.

Para João, le cabe a Brasil seguir liderando el desarrollo del etanol. "Brasil tiene cuatro décadas de acumulación de tecnología en la producción del etanol combustible y de vehículos que lo utilizan. Intensificar la opción por el etanol es una decisión inteligente, que tiene en cuenta la inmensa plataforma productiva, logística y de distribución ya implantada en el país". De hecho, Brasil tiene varias ventajas en este desarrollo, como la disponibilidad de área para plantío de caña de azúcar, dominio de la tecnología de producción del etanol de la caña, cadena de distribución consolidada, motorización flex en más del 85% de los vehículos ligeros producidos en el país y así sucesivamente. En el 2018, un tercio del volumen total de combustibles comercializados en Brasil fue etanol. Con el perfeccionamiento de la tecnología, este porcentaje aumentará. "Tenemos que invertir tiempo, dinero e inteligencia en esto, y sólo Brasil puede hacerlo, ningún otro país tiene un activo de esta importancia y magnitud", argumentó Juan. "Para ello necesitamos una agenda estratégica compartida entre gobierno, empresas, universidades "El etanol será viable incluso en los niveles rigurosos de reglamentación previstos para el 2022, será un combustible competitivo para vehículos híbridos y puede convertirse en la base de células de combustibles eficientes", concluyó.


Texto: Daniel Schneider

Fotos: Divulgación

Related Stories

40 años después, el primer automóvil del mundo a etanol vuelve a acelerar en Fiat

Read More

¡Para la preservación del medio ambiente, somos Sello de Oro!

Read More