FCA Banner en la fachada de NYSE en Wall Street

Un casamiento entre culturas, tecnologías y competencias


En el aniversario de cuatro años de la FCA, profesionales que participaron en la transición recuerdan los frutos de la unión entre Fiat y Chrysler

16 de octubre de 2018 - Hace cuatro años, bajo las banderas de Italia, Estados Unidos y Brasil –y de mucha expectativa– las acciones de la recién formada Fiat Chrysler Automobiles se estrenaron en la bolsa de valores de Nueva York. El nuevo holding de la industria automovilística no era sólo multinacional, sino multicultural. Fue el matrimonio perfecto entre las tradiciones automovilísticas italianas y americanas, culturas tan diferentes que, cuatro años más tarde, parecen siempre haber sido una sola, como en una unión sin enmiendas, tal es la sinergia con que el grupo trabaja en todo el mundo.

Volvamos al inicio del "noviazgo". Fue en el 2009 que Chrysler y Fiat anunciaron la asociación estratégica. Las dos compañías necesitaban unir fuerzas para seguir siendo competitivas. El presidente John Elkann declaró en la época que tanto italianos como estadounidenses tenían grandes historias en la industria automotriz y "diferentes pero complementarias fuerzas geográficas". De hecho, Fiat podría beneficiarse de tecnologías, piezas y experiencias de mercado de Chrysler, mientras que le proporcionaría a la americana su propio punto fuerte: diseño, tecnologías y experiencias con vehículos más compactos. "Estamos listos para asumir este desafío ambicioso con determinación", dijo Elkann.

El proceso de fusión comenzó allí, liderado por el ítalo-canadiense Sergio Marchionne, considerado el genio de la administración por la manera como venció el desafío. "La FCA estableció un cronograma agresivo", dijo Marchionne, también en la época. "El camino que elegimos no es el de menor resistencia. Abrazamos el espíritu explorador, fortalecido por la búsqueda del desafío y aprecio por la diversidad. El día de hoy [13 de octubre de 2014, el estreno de la FCA en la bolsa de valores] marca el inicio de nuestra jornada como un fabricante de automóviles global, ¡una FCA!". Hoy perfectamente integrada, la FCA opera en todo el globo, con 159 fábricas divididas en cuatro regiones.

La FCA completa cuatro años, pero la historia de las marcas que la componen es mucho más antigua, por supuesto. Chrysler tiene hoy 93 y Fiat ya es toda una señora de 119 años, la más vetusta del grupo, que también incluye otras cuatro centenarias: Dodge (118 años), Lancia (112), Alfa Romeo (108) y Maserati (104). La RAM apareció por primera vez como una marca de Dodge en 1981, pero desde 1932 el símbolo del carnero ya adornaba camionetas de la marca, lo que le suman 86 años de existencia. Entre las más jóvenes están Jeep (77) y Abarth (69). Cada una de estas marcas tiene una hermosa historia que ha conquistado muchos corazones por el mundo. Hoy ruedan juntas, compartiendo lo que cada una hace mejor.

La tradición de la FCA está, por lo tanto, marcada por más de un siglo de innovación. En lo que usted lee este texto, los Centros de Investigación y Desarrollo de la FCA trabajan para honrar los cuatro pilares de innovación del grupo: movilidad del futuro, conectividad, propulsión avanzada y puntos fuertes de cada producto. Las tecnologías avanzadas de seguridad vehicular, eficiencia energética, reducción de emisiones, electrificación y dirección autónoma también están en desarrollo continuo, siempre por medio de la valorización de los profesionales y de los procesos de control de calidad, con destaque para el World Class Manufacturing, el WCM, sistema integrado de mejora de los procesos de manufactura y desarrollo profesional que es el cimiento de la cultura industrial de la FCA.

Para el director de Relaciones Institucionales de la FCA para América Latina, Antonio Sergio Mello, la unión entre Fiat y Chrysler fue armónica. "Nuestra percepción es que ha habido efectivamente complementariedad en la relación entre las dos compañías. La FCA es innovadora al traer consigo el encanto del diseño italiano y la tecnología americana. No son dos empresas separadas. Somos una sola FCA, una compañía consolidada que asumió el papel de protagonismo en la industria", analiza. Además, Mello señala que "Fiat es, sin duda, vista como la montadora más brasileña de todas". Es en Brasil donde están las más grandes fábricas de la FCA en el mundo (Polo Automotriz Fiat, en Betim, MG) y la más moderna (Polo Automotriz Jeep, en Goiana, PE), esta última construida ya después de la fusión. No fue a tope que la bandera brasileña tembló el día del estreno de la FCA en la bolsa de Nueva York.

"Un factor que caracteriza a la FCA, y ya era notable en Fiat, es la osadía de las inversiones", dice Mello. "En momentos de crisis en Brasil, tomamos la decisión de invertir en la construcción de fábricas fuera de centros industriales ya consolidados. En 1976, inauguramos la fábrica de Fiat en Minas Gerais y allí erigimos el segundo polo automotriz más grande de América Latina. En 2015, transformamos un cañaveral en la fábrica de Jeep, en Pernambuco, incorporando lo que hay de más moderno en la industria en todo el mundo, trayendo equipos y tecnologías de punta y entrenando nuevos empleados. Una Industria 4.0".

Mello se empeña en darle el crédito de ese éxito al liderazgo de Sergio Marchionne que falleció el mes pasado, a los 66 años. "Él fue el gran mentor. Una fusión de esa magnitud necesitaba un líder de la dimensión de Marchionne para funcionar. Él percibió el momento y tuvo la valentía y la osadía de construir los puentes necesarios durante un momento difícil de crisis en Estados Unidos. "Él realmente rompió paradigmas", reconoce.

Peter Fassbender director del Design Center Latam

Nacido en Alemania, con carrera también en Italia, Peter Fassbender, director del Design Center Latam, simboliza él mismo esa FCA multicultural. "Antes, trabajábamos en Betim sólo con la marca Fiat y ahora entraron otras marcas, como Jeep y RAM. Trabajamos en conjunto con EMEA, NAFTA y APAC para las creaciones y desarrollos en América Latina", dice. "Fue un cambio más que positivo, fue fantástico, fundamental para los nuevos productos para nuestro mercado. "Tenemos aquí en América Latina el mismo peso e importancia que las otras regiones".

Así como Mello, Fassbender ve la fusión de las empresas como una complementariedad de competencias. Y da como ejemplo de ello la creación del Fiat Toro, que inauguró el segmento de las camionetas medias en Brasil y el concepto de SUP (Sport Utility Pickup). Totalmente creada en el país, Toro es Fiat, pero producido en la fábrica de Jeep en Goiana (PE), utilizando varios componentes de la plataforma del Compass. Es un auto que representa la FCA, con éxito inmediato entre el público y la crítica y ganador de varios e importantes premios internacionales de diseño. "La camioneta Toro fue una gran oportunidad para desarrollar un producto Fiat para nuestro mercado. Mayor, más cerca del tamaño de un coche americano, pero con líneas italianas y con una nueva interpretación. Fue una oportunidad para reinterpretar líneas emocionales de diseño, que también influenciaron los del Argo y Cronos. Hoy, tenemos una línea muy diferente de lo que teníamos en el pasado. "Moderno, audaz y con identidad bien distinta", cuenta.

Fiat Toro

Marcio Tonani director de Desarrollo de Producto de la FCA para América Latina

El director de Desarrollo de Producto de la FCA para América Latina, Marcio Tonani, dice que su equipo está muy orgulloso de formar parte de la FCA. "Es una empresa multinacional que transforma sueños en realidad", dice. "Es una oportunidad única poder compartir todo el conocimiento de los diversos centros de Investigación y Desarrollo de la FCA en el mundo. Este intercambio de experiencias nos permite tener profesionales alineados con las más modernas tecnologías automovilísticas para diseñar y desarrollar coches para todo el mundo ", explica. "En estos años, trabajando en sociedad, podemos observar un constante intercambio de experiencias y una voluntad muy grande de todas las regiones en hacer de la FCA realmente una empresa global, por encima de cualquier diferencia cultural, de modo que todas las diferencias se tratan con naturalidad y comprensión, lo que es el factor clave de nuestro éxito", observa Tonani. "América Latina se viene consolidando año tras año como un mercado cada vez más competitivo y prometedor y Brasil es una pieza importante para alcanzar nuestros planes actuales y futuros. Vamos a aumentar aún más la integración que ya hemos conseguido para traer a nuestros clientes lo mejor del mundo del automóvil.

"El peso de Brasil es representativo y el potencial de crecimiento es relevante en los próximos cinco años, con las inversiones del plan plurianual que ya se están aplicando", dice. Este mes el brasileño Richard Schwarzwald, que lideraba la directiva de Calidad de la FCA para América Latina, asumió la dirección global de Calidad del grupo y pasó a componer el grupo ejecutivo Group Executive Council (GEC), la máxima instancia ejecutiva de la FCA en el mundo. "El hecho de haber sido escogido para presidir esta área en el mundo es motivo de mucha satisfacción para nosotros", dice Mello.

Vea en el infográfico abajo un poco más de esa historia.

infografía sobre FCA Group

Texto: Daniel Schneider

Fotos: Divulgación

Arte: Fabricio Moura

Historias Relacionadas

Carros alegóricos para un desfile automotriz

Read More

Muchas nuevas historias para contar

Lee mas